lunes, 28 de abril de 2008

LOS CELTAS






Hacia el año 500 a.c., unos viajeros griegos fueron los primeros que se refirieron a unas tribus bárbaras que vivían al otro lado de los Alpes de la Europa central. Les denominaban “keltoi”, expresión griega equivalente a nuestra palabra “celta”.Los celtas eran altos y rubios, y a los griegos, que eran bajos y de piel aceitunada, les parecieron gente muy rara. A los mercaderes griegos les pareció que los celtas eran un pueblo bárbaro e inculto. Pero eran unos clientes muy valiosos. A los jefes celtas les gustaba mucho el vino que era transportado en barcos desde Grecia en vasijas de barro cocidas llamadas “ánforas”. También compraban tazas para beber el vino y jarros de bronce para escanciarlo. Estos artículos de importación eran muy estimados y se han encontrado muchos de ellos en las sepulturas de jefes celtas.Como pago, los celtas daban probablemente sal a los griegos, que era muy útil para la conservación de los alimentos,prisioneros de guerra para ser utilizados como esclavos, cobre y estaño.


El aspecto de los celtas
Los celtas eran altos, rubios y bien proporcionados. Los romanos que lucharon contra ellos en las batallas se saltaban su terrible semblante, en especial su cabello. Los guerreros celtas empapaban su cabello con una mezcla de agua y yeso pulverizado, para conseguir que fuera más grueso y de color pálido. Luego se lo recogían atrás, hacia el cogote, y lo dejaban secar muy tieso, como si fuera lacrin de un caballo. En posteriores relatos irlandeses se describen guerreros cuyo pelo era tan tieso ¡que sus puntas podían clavarse en una manzana!No todos los celtas eran rubios, pero los hombres de pelo negro parecían hacérselo de colorado, posiblemente con orines de caballo y cenizas. Aunque algunos celtas llevaban barba la mayoría de ellos llevaban solo bigote, generalmente era largo y grueso.Las mujeres celtas eran también altas y bien formadas. Su cabello era largo, lo llevaban trenzado o suelto, y lo engalanaban con adornos de oro y de bronce. Se sentían orgullosas de su apariencia, se teñían las cejas de negro y oscurecían el color de sus labios con jugo de vayas de saúco.

Estructura social
.Ejercía la jefatura de la tribu un rey o una reina, elegido entre los descendientes de un antepasado común. El jefe era respaldado por sus guerreros que, como compensación, recibían valiosas dadivas por luchar a su favor. Los druidas, como ministros de la religión y de la justicia, tenían en muchas ocasiones a un mas importancia que el jefe.Los artesanos gozaban de una posición especialmente elevada.Los agricultores, aun cuando inferiores en la escala social, no eran esclavos sino hombres libres habían sirvientes, pero no existía la clase social de los esclavos como en Grecia y Roma.Al hijo de un noble, cuando alcanzaba la edad adecuada se le entregaba armes. Hasta aquel momento era educado en casa de otro noble, y era devuelto a su familia solo cuando habia sido terminada su instrucción como guerrero. Contrariamente a los romanos, los celtas no se unieron nunca para formar una nación única.




Estaban divididos en numerosas tribus, cada una de ellas gobernadas por un propio jefe, que era un rey o una reina. En algunas ocasiones el jefe de una tribu pequeña solía entregar rehenes al jefe de otra tribu más fuerte, el cual, como contrapartida, acudía en su ayuda si era atacado. Sin embargo, existía demasiada rivalidad entre las tribus para que pudieran ser mantenidas las alianzas durante mucho tiempo. Incluso cuando se vieron atacados por los romanos, los celtas de Francia y de la Bretaña no se unieron.Algunas tribus lucharon en alianzas con los romanos contra otras tribus celtas, a causa de antiguas rencillas.En una tribu había varios clanes o grandes familias. El jefe del clan era responsable de mantener el orden entre sus miembros. Si alguien cometía un crimen contra otro miembro de la tribu era multado. La multa variaba de acuerdo con la posición de la victima en la sociedad, y séle entregaba a la familia de la victima como compensación. Para todo los delitos, hasta para el asesinato, se establecía un “precio de honor “. Originariamente este precio se pagaba en cabezas de ganado vacuno. Todos los miembros del clan del culpable tenían que contribuir a pagar la murta. Esto daba lugar a que el jefe del clan reprimiera a los miembros más desenfrenados. Las leyes celtas nuca fueron recopiladas, sin embargo, pasaron verbalmente de generación en generación. Los druidas, que eran los sacerdotes y ministros de justicia, aprendían las leyes de memoria, probablemente por medio de poesías. No había agentes para obligar a cumplimiento de la leyes.

1 comentario:

malvibroso dijo...

hola es interesante que publique sun blog de estos temas si puedes visita el mio gracias

VISITAS


contador de visitas