miércoles, 7 de mayo de 2008

LOS VIKINGOS (1parte)

Historia de los pueblos vikingos
En la historia popular europea, los vikingos, llamados también normandos y en Rusia varegos, tienen una reputación temible de depredadores marítimos. Durante los siglos IX y X atacaron y saquearon las costas de Europa occidental y amenazaron la estabilidad de Inglaterra, Irlanda y el imperio franco. Esta violencia, sin embargo, no era más que uno de los múltiples aspectos de un complejo proceso en el curso del cual los pueblos escandinavos exploraron y colonizaron islas remotas y deshabitadas del Atlántico Norte, al mismo tiempo que comerciaban con los exóticos productos septentrionales en los mercados de Europa occidental y oriental.
Barcos vikingos

Los depredadores, colonizadores y mercaderes vikingos procedían todos ellos de Escandinavia (noruegos y daneses se dirigieron a Occidente; los suecos, a Oriente); consiguieron ampliar a regiones nuevas y, en ocasiones, muy remotas, las actividades -pacíficas unas y violentas otras- que durante mucho tiempo habían practicado en sus países de origen. Los hombres que colonizaron las islas Oreadas y Shetland en los últimos años del siglo VIII, o que en el siglo siguiente fundaron nuevos hogares en las islas Feroe y en Islandia continuaban un proceso de colonización que con anterioridad se había limitado a las costas noruegas. Los piratas que atacaban los monasterios y mercados del Occidente cristiano hacían con otros lo que antes habían hecho entre ellos. El tráfico vikingo, fundamentalmente con pieles, cueros y otros productos escandinavos muy apreciados en el mundo civilizado, era simplemente la expansión de contactos existentes desde mucho tiempo atrás.Esta expansión en sus actividades fue casi simultánea en muchas zonas de Escandinavia, lo que indica que sus causas han de buscarse allí más que en el extranjero. Ciertamente, la debilidad del imperio franco y de los reinos ingleses pueden explicar en parte las incursiones vikingas a esas tierras durante el siglo IX, pero no aclaran en absoluto la colonización anterior de las islas Oreadas y Shetland, del mismo modo que en la extensión de las actividades suecas hacia Rusia no influyeron los cambios producidos en Occidente.
Desgraciadamente, no disponemos apenas de pruebas documentales relativas a la Escandinavia previkinga. Todo lo que existe es un puñado de misteriosas inscripciones rúnicas y unas cuantas valiosas referencias en fuentes occidentales. La información ha de extraerse de tradiciones consignadas por escrito siglos después, en particular de las sagas islandesas. Por ello, la mayoría de lo que sabemos sobre la Escandinavia anterior y coetánea a los primeros tiempos vikingos depende de lo que los arqueólogos han descubierto de su cultura asi como de los testimonios lingüísticos, en especial de la toponimia.

No hay comentarios:

VISITAS


contador de visitas